Personas que hacen la vida más fácil. ¿Cómo son las personas con las más nos gusta estar?Imagina que tienes que elegir una persona para viajar a una isla desierta durante un año y pudieses elegir sus cualidades. Piensa y haz como si se tratase de un retrato robot ¿Qué cualidades le pondrías a ese personaje que viajará contigo? Ten en cuenta que en una isla desierta habrá momentos de calma, sosiego y diversión, pero también habrá otros difíciles en los que habrá que salir a pescar, perdereis los nervios, ambos necesitáreis mantener la calma y tener paciencia si no quieres ahuyentar a los peces.

Lo cierto es que muchas de esas cualidades son también las que elegís sin daros cuenta en vuestro día a día cuando se trata de vuestras preferencias de amigos, pareja, compañeros…. Seguro que todos tenemos ya bastante claras algunas de las características, aquí os proponemos una lista para que podáis empezar a confeccionar vuestro personaje.

  1. Capacidad de aceptar incondicionalmente a otro ser humano. Esto no implica no poner límites y no decir basta, sino que tiene más bien que ver con la capacidad para no juzgar ni criticar el comportamiento de los demás, de aceptarte tal y como eres con tus virtudes y defectos. Recuerda que habrá veces en las que estarás en la isla en “condiciones pésimas” y necesitarás a alguien comprensivo a tu lado.
  2. Empatía: La empatía, relacionada con el punto anterior, es una capacidad innata de las personas que permite tender puentes hacia universos distintos al propio, para imaginar y sentir cómo es el mundo desde la perspectiva de la otra persona. “Ponerse en la piel” de la otra persona para comprenderla mejor y responder de forma solidaria, de acuerdo con las circunstancias.
  3. Manejar miedos, tristezas y alegrías. Esta habilidad implica navegar en el mundo de las emociones y sentimientos, logrando mayor sintonía con el propio mundo afectivo y el de las demás personas Comprender mejor lo que sentimos implica tanto escuchar lo que nos pasa por dentro, como atender al contexto en el que nos sucede. Escuchar lo que sentimos también nos permite no reaccionar de forma impulsiva ni desproporcionada ante determinadas circunstancias.
  4. Comunicarse de forma asertiva. La persona que se comunica asertivamente expresa con claridad lo que piensa, siente o necesita, teniendo en cuenta los derechos, sentimientos y valores de sus interlocutores. Para esto, al comunicarse da a conocer y hace valer sus opiniones, derechos, sentimientos y necesidades, respetando las de las demás personas. La comunicación asertiva se fundamenta en el derecho inalienable de todo ser humano a expresarse, a afirmar su ser y a establecer límites en las relaciones sociales.
  5. 5. Resolver y afrontar los conflictos. No es posible ni deseable evitar los conflictos. Gracias a ellos, renovamos las oportunidades de cambiar y crecer. Pueden ser una fuente de sinsabores, pero también una oportunidad de crecimiento. Podemos aceptar los conflictos como motor de la existencia humana, dirigiendo nuestros esfuerzos a desarrollar estrategias y herramientas que permitan manejarlos de forma creativa y flexible, identificando en ellos oportunidades de cambio y crecimiento personal y social.
  6. Creatividad. Usar la razón y la “pasión” (emociones, sentimientos, intuiciones, fantasías, etc.) para ver la realidad desde perspectivas diferentes que permitan inventar, crear y resolver con originalidad. Las personas creativas son personas más optimistas y tienden a inventar o ver soluciones dónde no las hay, lo cual permite enfrentarse de forma activa a los problemas.
  7. La Resiliencia es la capacidad de afrontar la adversidad saliendo fortalecido y alcanzando un estado de excelencia personal. Tener personas cerca con esta cualidad te aportará un modelo que seguir cuando tú te encuentres en situaciones difíciles, se trata de ver el lado amable de la vida cuando ella se empeña en enseñarte los dientes.

¿Quizás con personas así de gusto viajar verdad?

Zara Sánchez. Psicoterapia y Formación en Positiva Psicología